Vamos a ver: ¿el Gobierno obliga a liberalizar horarios? Podrá tomar medidas legislativas para promover la liberalización de los horarios comerciales, pero obligar, nunca. Salvo que ofrezca bonificaciones fiscales o exenciones de Seguridad Social, personal de relevo para aliviar el desempleo y todo esto sujeto a la voluntad del empresario afectado, principalmente los pequeños comercios aplastados por las grandes superficies, se verán obligados a cumplir horarios de esclavo.

Este Gobierno ha superado todas las líneas rojas. Nos está echando a un mar cebado previamente con tiburones. Según el presidente Rajoy, los españoles somos unos machotes y la crisis es cosa del pasado, pero, por si acaso, nos toca una nueva ronda de dos meses con nuevas medidas de austeridad. Estas van a golpear con la fuerza de una tormenta un barco casi varado por la escasez de recursos, por la imposibilidad de acceder a unos ahorros convertidos en acciones preferentes y, sobre todo, por la falta de estímulos para crear empleos.

Jaume Guallart – Ciutat Vella