Toda la Unión Europea, menos España, ha conmemorado el 75 aniversario de la victoria sobre el nazismo.

Solo quiero recordar que Raül Romeva, la persona que trabajó duramente para que hubiera la primera y única placa conmemorativa a las víctimas del nazismo de todo el estado español, está en la cárcel por ayudar a realizar un ejercicio de soberanía popular, el 1-O.

Lean su biografía como feminista, pacifista, ecologista, activista LGTB y antirracista. Y entérense al menos de a quién tienen en sus cárceles, porque aún hay quien, en su pensar condescendiente y colono, cree que “total, hay cuatro politicuchos ahí metidos”, cuando han encerrado, por años, a activistas pro derechos humanos (sí, aunque sean [email protected]).