rivaherrera.wordpress

Imaginaba que el partido que gobernara en Catalunya tomaría sus propias decisiones, pero te-nemos un político que no per-tenece al Gobierno, el señor Oriol Junqueras, de ERC, que decide y manda, incluso con prisas.

Su primera medida fue poner un impuesto a los depósitos bancarios y prohibir, con dudosa inocencia, que se repercuta a los clientes. La segunda pretende, según dice, que las grandes fortunas paguen más; para ello reduce en 200.000 euros el míni-mo exento en el impuesto sobre el patrimonio y sube un 5% el tipo al que tributan los diferentes tramos, excepto el más alto, que sube un 10%. Con ello, lo que realmente se consigue es ampliar el número de contribuyentes por la parte baja, que evidentemente no son las grandes fortunas.

Y es que aquí se confunde ser una gran fortuna con tener la fortuna de haber podido trabajar 40 años ganándose bien la vida, siendo austero y ahorrando; un ahorro que permita vivir una vejez digna y sin ayudas, pero que hoy no rinde ni para pagar el impuesto. Eso se llama confiscación.

Señor Mas, usted fue el elegido y es nuestro President. Imponga su coherencia y sentido común y hágalo antes de que le reinstauren de nuevo el impuesto de sucesiones que usted, por justícia y compromiso electoral, eliminó para los familiares muy directos y para nadie más, aunque esto algunos lo oculten para justificar cambiar lo que usted hizo con buen criterio.

Josep Pagès

WhatsAppTwitterEmailFacebookTelegram