Creo que con este virus va a haber un antes y un después en nuestra vida diaria y en la de todo el planeta. Creo también que puede hacernos replantear muchas de las cosas actuales.

Se trata de una guerra en toda regla, aunque con otro tipo de armas, hasta ahora desconocidas para la gran mayoría.

Es cierto que las armas biológicas y químicas se habían utilizado en algunos conflictos y/o zonas, pero de manera muy localizada.

Sin embargo, esta está siendo a nivel mundial. Ningún país o zona se está escapando del virus, ¡ninguno!

Está paralizando todo el planeta como nunca antes se había visto. Todas las actividades culturales y deportivas han quedado paralizadas de golpe, así como restaurantes, bares, discotecas, etc. También todas las empresas que no cubren necesidades básicas es posible que acaben parando, simplemente porque se han quedado sin demanda o porque las obliguen a parar.

Con 64 años, no recuerdo una situación similar o parecida. Sin haberla vivido, tal vez sea equiparable a la Segunda Guerra Mundial, al menos en lo que se refiere al desastre económico que se avecina, aunque espero y deseo que el impacto sea mucho menor. Muy probablemente, con muchos menos muertos y, eso sí, sin destrozos materiales.

Tendremos que ejercitar la solidaridad y el altruismo hasta su máxima expresión, cada uno en su territorio

Nadie sabe hasta cuándo puede durar, pero el 2020 quedará marcado con letras rojas en el calendario de todos nosotros.

Con el coronavirus, ya no se habla de migrantes, de refugiados, de terroristas, de okupas, del clima, de deportes, de nada. ¡No hace distinciones de ningún tipo!

Cuando acabe la pandemia, se necesitará un trabajo conjunto, de todos y todas, sin excepciones de ningún tipo. No valdrán excusas.

Tendremos que ejercitar la solidaridad y el altruismo hasta su máxima expresión, cada uno en su territorio, zona o donde sea.

Aunque también me quedan las dudas de siempre: ¿Habremos aprendido algo valioso que nos haga replantear nuestro modo de vida? ¿O seguiremos igual, con el mismo modo de vida, y primando el dinero, la avaricia, la usura y la codicia por encima de todo?

En estos momentos, se trata únicamente de sobrevivir todos y todas, sin excepción. Cuando acabe, ya veremos cómo respondemos.